mision verdad

Portal progubernamental acusa a ONG de manipular cifras de niños fallecidos para propaganda de guerra

El portal progubernamental Misión Verdad ha acusado recientemente a las ONG venezolanas de emplear la imagen de niños fallecidos como un medio para manipular la opinión pública y desinformar sobre las verdaderas causas que originan la crisis del sector salud del país, señalándolas de aupar las sanciones económicas ejecutadas por el gobierno de EEUU, quienes son, según el artículo, las verdaderas culpables de la crisis. Específicamente, ha acusado a la directora de la ONG Prepara Familia, Katherine García, de falsear las cifras e información referente al estado de los niños del hospital JM de los Ríos, empleando a los mismos como propaganda amarillista para desprestigiar al presidente Nicolás Maduro y criminalizar, por tanto, al Gobierno venezolano.

Título original: El bloqueo cobra la vida de niños venezolanos mientras medios y ONG desinforman

Fecha: 28 de mayo de 2019

Textualmente el artículo expresa:

Una vez más, el antichavismo local e internacional usan y abusan de los niños como propaganda de guerra para intoxicar sobre la crisis que vive Venezuela a raíz del bloqueo financiero impuesto por el gobierno de los Estados Unidos.

En otros momentos de alta tensión política, la oposición y los medios que utiliza como operadores de relaciones públicas habían hecho lo propio en relación a campañas psicológicas bajo tópicos sensacionalistas con los niños venezolanos en el centro en un gesto por sensibilizar negativamente a los consumidores de noticias y así forjar una opinión pública de criminalización del gobierno presidido por Nicolás Maduro.

Más aún, durante la revolución de color fallida de 2017, previa a la instalación de la Asamblea Nacional Constituyente, la dirigencia antichavista violó los estatutos de la Lopnna colocando a infantes en situación de calle en la primera fila de los grupos de choque ante los cuerpos de seguridad estatales, abusando de ellos como escudos humanos en flagrancia.

En esta oportunidad, el canciller Jorge Arreaza denunció una campaña en la que voceros mediáticos y políticos que apoyan los esfuerzos de los Estados Unidos por un cambio de régimen en Venezuela pusieron en primera página la muerte de pacientes infantiles en Italia que necesitaban de trasplante óseo para su sobrevivencia, para culpabilizar de estos hechos al gobierno venezolano y omitiendo la verdadera causa: el bloqueo financiero calificado por varios actores, y no sólo del Estado venezolano, como criminal y violador de los derechos humanos.

El bulo mediático provino originalmente del diario español El Mundo, claramente antivenezolano, que publicó un artículo afirmando que la causa del fallecimiento de los pacientes oncológicos, menores de edad, había sido la suspensión de las garantías que el Estado venezolano daba para los tratamientos y los trasplantes necesarios. En vez de interesarse por la vida de los niños con leucemia, el gobierno venezolano -según el medio- desvió aquellos recursos en la fabricación de armamento militar.

La falsedad de estas afirmaciones fueron desmontadas por el mismo canciller Arreaza y por el secretario del Consejo Nacional de los Derechos Humanos de Venezuela Larry Devoe, quienes mostraron las pruebas de que los tratamientos y las operaciones quirúrgicas fueron pagados por la estatal Petróleos de Venezuela, S.A. (PDVSA) y su filial Citgo, pero el dinero fue retenido por el Novo Banco de Portugal, que congeló más de 1 mil 500 millones de euros pertenecientes a las arcas públicas de Venezuela debido al bloqueo financiero que impuso Washington como medida coercitiva para lograr un cambio de gobierno.

Específicamente Citgo, filial de PDVSA en los EEUU, ha sido objeto de fuertes sanciones desde 2017, que ha impedido el traslado de dividendos a Caracas y el mantenimiento de planes de ayuda social como los que existen con ATMO y el gobierno de Italia. En 2019, tras reconocer a Guaidó como “presidente encargado”, la Administración Trump ha secuestrado finalmente a Citgo para transferir sus recursos al gobierno paralelo de la Asamblea Nacional, cortando los fondos del programa de trasplantes de médula ósea ahora de manera definitiva.

El pasado 25 de abril, desde la sede de la ONU en Nueva York, Arreaza dio una rueda de prensa para mostrar con pruebas cómo afecta el bloqueo estadounidense a los venezolanos. El gobierno de Nicolás Maduro realizó una denuncia pública ante las Naciones Unidas sobre los efectos nocivos del bloqueo impuesto por la Casa Blanca, acción que ha perjudicado al pueblo venezolano al no poder acceder a productos esenciales como alimentos y medicinas a través del bloqueo financiero, económico y comercial.

https://www.youtube.com/watch?v=uSryBlDxyNU 

De esta manera, los programas sociales de salud que financia PDVSA en países como Italia, Argentina y España han sido boicoteados de manera directa por la imposibilidad de efectuar los pagos, no por falta de recursos ni por desviación de ellos.

En Italia se encuentran en este momento 29 pacientes infantiles cuyos tratamientos y medicamentos de altos costos, así como el cronograma previsto para gozar de un trasplante de médula ósea, han sido suspendidos por la imposición de las sanciones. PDVSA, mediante la Fundación Simón Bolívar de Citgo, firmó un convenio con la italiana Asociación para el Transplante de Médula Ósea (ATMO), cuya factura no ha podido ser cancelada desde mayo de 2018 y cuya deuda acumulada asciende a los casi 11 millones de euros.

La cancelación de esa deuda garantizaría el trasplante necesario a 26 pacientes venezolanos que esperan por la manutención a través del subsidio estatal, confirmó Enrica Giovatto, directora de la ATMO, al medio El Pitazo.

Dicho acuerdo se firmó en 2010 y se renovó en 2016 en el sector de la oncología, hematología y trasplante de células estaminales hematopoyética. Según datos emitidos por Larry Devoe, más de 500 pacientes han sido beneficiados del convenio PDVSA-ATMO. El bloqueo cierra de facto dicha garantía, y raíz de aquél ya van dos niños fallecidos cuya cobertura mediática causa tanta sospecha como indignación.

En la unidad oncológica del Hospital JM de los Ríos, institución pública exclusiva para pacientes infantiles en Caracas, murió asimismo un menor que esperaba por el tratamiento y el trasplante de médula ósea a través de dicho convenio y que no pudo darse por las medidas estadounidenses.

La Cancillería venezolana informó que han sido tres las ocasiones en que el sistema financiero europeo, a través del Novo Banco portugués, se ha negado a procesar las órdenes de pago emitidas por PDVSA a favor de la ATMO, por miedo a represalias unilaterales de los Estados Unidos

OTRA VEZ LAS ONG
En el terreno hay operadores de organizaciones no gubernamentales (ONG) que se encuentran en el JM de los Ríos en supuesta ayuda a los pacientes infantiles y que se dedican a blanquear los crímenes de los Estados Unidos a través de las sanciones.

Es el caso de Katherine Martínez, directora de la ONG Prepara Familia, quien se ha dedicado a intoxicar cifras y razones por las cuales se ha visto incrementada la crisis en el sector salud en Venezuela, omitiendo por entero el bloqueo financiero.

Por esta labor, recibió un premio por parte de la embajada de Canadá en el país en febrero de este año, pues en todas sus intervenciones en redes sociales y medios antichavistas no determina las verdaderas causas de que niños fallezcan por la falta de tratamiento oncológico, sino que más bien traslada la responsabilidad unívocamente en el gobierno de Nicolás Maduro.

Se debe recordar que el gobierno canadiense de Justin Trudeau respalda directamente las sanciones derivadas de Washington, asumiendo como suyas las medidas financieras del Departamento del Tesoro contra Venezuela. Su apoyo al cambio de régimen no es un misterio, sobre todo si tomamos en cuenta que es uno de los países integrantes del Grupo de Lima. Todos los Estados que lo componen están comprometidos con el bloqueo financiero como acción coercitiva.

Una campaña semejante ha sido desplegada en otras oportunidades con el mismo fin que en el tiempo presente: abultar el expediente de “crisis humanitaria” que arrojaría el caso de una posible invasión militar con fachada humanitaria. Los casos más recientes de este tipo de operaciones psicológicas y mediáticas son Iraq y Siria, países que vivieron cruentas guerras patrocinadas por Occidente y que sufrieron campañas con los niños en el centro.

Aunque se ha demostrado con anterioridad que las noticias falsas en torno a la violación de los derechos humanos de los niños han servido a la causa de los cambios de régimen y la guerra en todo el mundo, los Estados Unidos y sus aliados insisten en mantener este tipo de operaciones de desinformación para mantener en primera página la agenda Venezuela, causando una sensibilización extrema en torno a temas tan delicados como la situación de pacientes oncológicos infantiles, tratados de manera sensacionalista, amarillista, burda, con la exposición de la muerte por sobre el respeto a sus familias y a sus propias personas.

http://misionverdad.com/la-guerra-en-venezuela/los-ninos-vuelven-al-centro-de-la-campana-psicologica-contra-venezuela

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *