rociosanmiguel2307CID06

Artículo de Opinión difama a la defensora Rocio San Miguel

Artículo de opinión titulado: El perturbado discurso escuálido ante los cambios en Interior, Justicia y Paz”

Fecha: 28 de octubre de 2014

Textual:

La “carantoña” de Capriles

El día de ayer el desaparecido gobernador del estado Miranda dio unas declaraciones a El Universal con respecto al tema. El divo de la oposición celebraba los planes de seguridad del camarada y su remoción dificulta, en su individualísima opinión, la continuidad de los proyectos en el área preventiva.

El tratamiento tosco, chillón y disgregado por parte de Capriles, el adonis multiperdedor, contribuye a la estampida sin dirección definida de la mediática opositora. Cada cual (como veremos a continuación), de acuerdo a su humor y estado de ánimo, dispara el dardo que le exige la subjetividad antichavista.

Capriles termina haciendo un “análisis” general del sistema de justicia, dejando de trasfondo como principal responsable a Rodríguez Torres de las “muertes violentas” suministradas por las ONG pagadas desde el Norte.

La “carantoña” termina cuando menciona la re-politización del CICPC. Prepara de una vez el cartucho para deslegitimar las acciones de la nueva ministra, Carmen Meléndez: para Capriles, Rodríguez Torres venía haciendo un trabajo deseable, su remoción dificultará la ejecución de los planes.

Capriles busca torpedear cualquier movimiento (ministerial o no) desde su conveniente espacio de acción política: la gestión de policías, recursos y presupuestos en pro de la conspiración. Su activo político en el permanente reflote mediático.

UNT: en offside y tozudez permanente

El partido neoadeco UNT, empieza su declaración afirmando que ellos ya habían exigido la destitución de Rodríguez Torres. Su motivación individual y partidaria para respaldar la remoción y criticar adelantadamente a Carmen Meléndez se sintetiza en el discurso provechoso sobre la “utilización del despacho como arma de persecución política”. La tarea de Meléndez será, en la estridente opinión de UNT, continuar la “judicialización/persecución” de la protesta pacífico-salidista a reimpulsar.

El Rodríguez Torres de Capriles es un militar con buenas intenciones pero igualmente culpable de las “muertes violentas en el país”. En cambio, el Rodríguez Torres de UNT, personifica la retaliación y la descomposición del Estado de Derecho: “putrefacción” medida, claro está, a partir de la atalaya moral que es ese conglomerado, nunca mejor descrito que como en el último episodio de su tarada serie de comedia “Los Scarano en Ramo Verde”.

Cucarachas de panadería al ataque (tosco y burdo)

Freddy Valera, dirigente adeco y parlamentario por el estado Bolívar, contribuye al tosco desmembramiento mediático de Rodríguez Torres. El diputado monta el cuadro que avizora la influencia de los colectivos en la remoción.

Según Valera, el chavismo se encuentra dividido, fragmentado y sufriendo presiones que tensan el tejido gubernamental. En su opinión, el “ala militar salió derrotada mediante victoria del ala de los colectivos”, donde figura el sector más cercano a Maduro.

Maduro igual colectivos es el mensaje a imponer, siendo el exministro del Interior culpable de la rrrrepresión hacia los pacifiquísimos estudiantes del 12F (44 muertes, nunca olvidar) y también víctima del “Estado malandro” que comenzó a agarrar fuerza a partir del cuadro demonizador post Serra. De la versión que se intentó armar, ya mutilada por Capriles y UNT, es para los adecos víctima y victimario de la situación “caótica” y “peligrosa” que vive el país.

La desarticulación del mensaje

COPEI en sus declaraciones muestra las características circenses, rústicas, fragmentadas y toscas con que la oposición ha tratado la remoción de Rodríguez Torres.

La preocupación de la tolda verde chillón es la “militarización de la seguridad interna”. En su opinión, el problema de inseguridad en el país parte del hecho de un uniformado dirigiendo la institución, lo cual fortalece el discurso agresivo y militarista que tienen tiempo practicando.

Guanipa, Ocariz, Vecchio, San Miguel y el “Estado fallido/malandro”

Los “dirigentes” mencionados en el intertítulo, a diferencia de la variopinta gama de opiniones especificadas con anterioridad, dieron especial énfasis en la influencia que tuvieron los “colectivos” en la decisión de Maduro.

Vecchio está autoexiliado así que no entra en la categorización de dirigente político. Rocío San Miguel, dueña de una ONG financiada con billetes verdes, entra más bien como “sociedad civil organizada” (el mundo según Prados del Este).

Carlos Vecchio una vez más se lanzó al vacío y en un breve mensaje por Twitter siembra la sospecha sobre el poder supremo que tienen los “colectivos armados” en relación a la institución militar regular.

Por su parte, Ocariz recoge la tesis “que está corriendo en la calle” sobre la supuesta influencia que tuvieron los colectivos en la decisión de Maduro. Asoma con puntería la hipótesis (trabajada desde lo “real episódico” por las mulas de la infocloaca) sobre el sometimiento del Estado por parte de los “malandros organizados en las barriadas populares”.

Tomás Guanipa sube las apuestas. Menciona el supuesto chantaje al que es expuesto al Gobierno por parte de “grupos que están armados al margen de la ley”. Como la patraña tiene poco combustible, es decir, la matriz de la influencia de los “colectivos” en la remoción de Rodríguez Torres tiene patas cortas es necesario ir al esponsor mediático de los presos políticos para elevar la mentira a un grado de verosimilitud que empañe, desinforme y cautive a la vez.

Ahí entra la famosa persecución política, que a su vez resalta las organizaciones (malandras/criminales/chavistas) que al no ser perseguidas “chantajean” al Gobierno. El “chantaje” expone y puntualiza el objetivo deseado de la matriz comunicacional: exponer y proyectar (con hipótesis irreales) el “Estado fallido/malandro” en Venezuela

La noticia los agarró fuera de base y responden al mejor estilo Leonardo Padrón: hablar sobre cualquier trivialidad, pero que las muecas, la ropa y la entonación evoquen verosimilitud. Lo del afro de peluquería es puro valor agregado.

Rocío San Miguel secunda el fragmentado y tosco mensaje político afirmando que “esto es un reflejo de los diferentes grupos de poder”. La sospecha siembra las futuras hipótesis que habrán de llenar el espectro mediático de elucubraciones varias. Todo es válido en la propaganda de guerra, sólo hay que definir la modalidad discursiva para potenciar la verosimilitud de los falsos positivos en el discurso.

Conclusión

Para el diputado Juan Contreras, suplente de Robert Serra y dirigente de la Coordinadora Simón Bolívar,  la especie sobre la supuesta influencia de los colectivos en la remoción de Rodríguez Torres no es más que una “matriz de opinión”.

Resalta la reunión que sostuvo el exministro del Interior con colectivos revolucionarios del 23 de Enero, donde se planteó el desarme y diversas actividades preventivas en aras de fortalecer el hilo programático en esta área del Gobierno Revolucionario.

Las relaciones políticas de colectivos populares con Rodríguez Torres (y su constante articulación) desmienten la patraña derechista sobre diversas alas que disputan (supuesto armamentístico) el poder en el Estado.

El presidente Nicolás Maduro felicitó a Rodríguez Torres por su labor y afirmó encomendarle funciones en un tiempo próximo. Las flores lanzadas pulverizan la hipotética rivalidad dentro del Gobierno, dejando a los actores de la oposición con un libreto chucuto que reafirma la desubicación ante cualquier cambio.

Extraído de la web de “Misión Verdad”:Obsérvalo aquí

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *