foropene

Artículo de opinión fustiga al defensor Alfredo Romero del Foro Penal Venezolano

Artículo de opinión titulado: “Foro Penal Venezolano busca sabotear el diálogo”

Fecha: 20 de abril de 2014

Textual:

El próximo paso, resultado de la segunda reunión a puertas cerradas en el Palacio de Miraflores, es la ampliación de la Comisión de la Verdad y una agenda que contempla puntos acordados y puntos en discusión. La dirigencia MUD juega su propio jueguito narrativo triunfalista y se hace pasar por los principales ganadores de la partida promoviendo que serán sus inamovibles la Ley de Amnistía (simbolizada por el paco Simonóvis) y el blanqueo de los llamados “presos políticos” y “exiliados”. Pero aquí una vez más prela aquello de lo del dicho al hecho. 

Y esto viene a cuento cuando el pavoneo opositor (nueva changallup incluida) debe más su suerte a los pasos tomados por el gobierno tanto en mantener por encima de todo la lectura poítica del conflicto y a la reducción y aislamiento de la violencia que buscaba extenderse que a sus propias y guabinosas decisiones. Si la agenda golpista de La Salida hubiera tenido algo de exito y el golpe de Estado hubiera resultado exitoso o favoreciera la correlación de fuerzas en esa dirección, nadie por la oposición hubiese asistido al diálogo con el Gobierno.

Su discurso ante los medios será uno que para todos los efectos es cosmético e irrelevante políticamente, porque en el desarrollo de la fascistización del conflicto la MUD estaba (y está) siendo peligrosamente desconocida por los sectores de la antipolítica y la opinión ultra. Como para no olvidar: el Gobierno le lanzó el salvavidas a la MUD y les está planteado una retirada acordada.

Porque más allá del palabreo de algunos, el insoportable brillo de los hechos apunta en otra dirección. Por la baranda aparece otro factor tratando de poner el caldo político morado cuando Alfredo Romero, el princpial frontman de aquella mampara bien aceitada en dólares que lleva por nombre Foro Penal Venezolano, se ve obligado a dar la pataleta por no haber sido invitados al diálogo ni por el gobierno ni por la MUD, ya que ellos son protagonistas indiscutibles de los hechos -y no “los políticos de la MUD”-. Entonces algo está fallando en el presunto esfuerzo de unidad.

Romero sostiene en su entrevista a El Universal, en resumen, que todavía no se puede conformar una Comisión de la Verdad, que los pasos técnicos que se vienen dando no son los adecuados -Romero se asume todo un experto en la verdad-, que los estudiantes 30 mil veces invitados por todo el mundo y en todas las ocasiones a miles de diálogos distintos -y que hasta el momento se asumen fuera del mismo-, y que, más grave aún, según míster Romero, era que las ONG’s “especializadas en derechos humanos” tenían que estar porque sí, porque ellos llevan su propia cuenta y que no puede existir ni diálogo ni verdad si el Foro Penal Venezolano (entrenada por Freedom House) y Provea (financiada, entre otras, por la Open Society Institute de George Soros) no forman parte del diálogo.

Porque llegados a este punto Romero merece una o dos observaciones. Le cuesta a Romero venderse como un “defensor de los derechos humanos” imparcial e independiente cuando tan de cerca se le vio, se le ha visto y se le ve junto a Leopoldo y su combo. Curioso que de un tiempo para acá haya sido tan poco lo que Romero se ha retratado con Voluntad Popular cuando en otra época eso era a cada rato. Pero no por eso se puede olvidar de su presencia en el sitio aquel día en que Voluntad Popular escenificó una falsa arremetida contra su sede, justo un día antes de que Leopoldo López se entregara a la justicia, asumiendo el papel de abogado valiente, en la sede del partido de López (¿por qué no siguieron insistiendo con esa gracia?. El Foro Penal Venezolano es “La Salida” aplicada a los derechos humanos y la oenegización del conflicto que deja de jugar banca y entra por el medio a la cancha para enrarecer el ambiente y (re)tensionar el ambiente.

Pero la pataleta de Romero por El Universal dio su resultado. Habría que ver si era el que Romero esperaba, porque Ramón Guillermo Aveledo (por si no lo recuerda el señor de barba blanca que el día del diálogo por cadena nacional estuvo toda su intervención con un punto de baba en la comisura de la boca), en nombre de la MUD replicó hoy mismo la entrevista, aclarando Aveledo por tuíter que la “entrevista con Foro Penal no ha podido fijarse porque no han aceptado las fechas propuestas. Ignoro con qué interés miente su Director”.  Agregando con la sutileza de una gandola que:

A lo que Romero se ve obligado a parapetear:

“Absolutamente sincero”, “del lado correcto de la historia”, un respeto tan in-de-cli-na-ble que cuando lo dice hace que los guiones entre cada sílaba suenen. La jugada no le salió muy bien a Romero: tuvo que reculear con lo dicho, pero al menos consta que sí fueron invitados. Lo otro es que Aveledo sí sabe muy bien por qué es que Romero miente en la entrevista que le hizo Roberto Giusti. Sabe con qué equipo está jugando Romero y sabe cuál es la tarea que le encomendaron. Más aún cuando Romero (“joven” antipolítico) se asume adalid sacrosanto de los muy sospechosamente incuestionables e infalibles “derechos humanos”, así, sin discusión o caracterización alguna. Y no es que Aveledo quiera proteger al diálogo y al país, sino a sí mismo y a tratar de aunque sea mantener la ilusión de que ellos llevan las riendas de todo este peo.

La entrevista que le hicieron a Romero busca reactualizar y reconectar con las presuntas “causas” que originaron las “protestas estudiantiles”, trata de imponer la agenda hacia ese lado mientras le zumba a la nueva etapa en el diálogo y entronca con el discurso imperial en torno a los derechos humanos en ese intento de asumirse como una suerte de Fiscalía paralela, del mismo modo que Súmate en el pasado se las trató de tirar de CNE. Lo que quiere Romero es colocar sus números y de paso aprovechar para que su actitud engominada por fin reciba las cámaras que, según él, se merece. Y este desencuentro le viene a pasar, justo ahora, que hasta Ravell le había dado el respectivo espaldarazo por tuíter, afianzando que por ahí es que tiene que ir la línea.

La pena es doble cuando el tatequieto y regaño después de eso se lo da el mismo Aveledo. Lo otro que se comprueba es lo afirmado por el diputado Elvis AMoroso (Psuv-Aragua), presidente de la Comisión de Política Interior de la Asamblea Nacional: que la oposición está “completamente chantajeada por factores externos”.

Extraído de la web de “Misión Verdad”:Obsérvalo aquí

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *